Insomnia

¿Por qué las mujeres duermen peor que los hombres?

Son muchas las mujeres que, mientras dan vueltas en la cama intentando dormir, ven cómo sus novios o maridos gozan de un sueño reparador que poco entiende de insomnio.

Algo que forma parte de la vida de muchas parejas en las que ella tiene muchas más dificultades que él para alcanzar la reconfortante fase REM y un acontecimiento real que ha sido demostrado por diversos estudios científicos. Pero, ¿por qué las mujeres duermen peor que los hombres?

Pues, según varios hallazgos que se expusieron en la XXI Reunión Anual de la Sociedad Española de Sueño (SEC) que se celebró en la ciudad de Burgos, las féminas poseen el doble de posibilidades que los hombres de sufrir insomnio debido a los cambios físicos y hormonales que se producen en su cuerpo.

Un hecho que, unido al estrés que suele instalarse en las mentes femeninas y a una mayor exposición a la falta de hierro provoca que las mujeres duerman peor que los hombres en la gran mayoría de los casos.

Otros aspectos a destacar que también provocan que a las mujeres les cueste más que a los varones conciliar el sueño son la menopausia y los embarazos.

Y es que, durante esas épocas, los cambios hormonales que tienen lugar en el organismo femenino son tan fuertes e intensos que inciden directamente en el sueño debido a que traen consigo alteraciones tanto físicas como fisiológicas y psicológicas que no aparecen en la vida de los hombres.

Por otro lado, es importante destacar que, cuando una mujer se queda embarazada, los cambios hormonales provocan que los despertares se vuelvan más frecuentes y que la duración de la fase REM sea menor debido al alto nivel de estrógenos presentes en el cuerpo.

Cómo combatir el insomnio

Para ponerle fin al insomnio, algunas ideas pueden ser ingerir infusiones relajantes antes de ir a dormir tales como tila o hierbaluisa, preparar aceites de baño e introducirlas en el agua antes de sumergir el cuerpo en su interior, evitar las discusiones minutos antes de dormir y practicar deportes tales como yoga o taichí.