pastor aleman

Pastor Alemán, fiel amigo

Si estamos pensando en tener un perro, seguro que barajamos la opción de tener un pastor alemán. Vamos a ver algunas características de esta bonita y popular raza, a ver si nos ayudan en la elección.

El pastor alemán destaca principalmente por su carácter trabajador, afectuoso y paciente con la familia. Es un perro fuerte, musculoso y robusto pero, y muy importante, necesita espacios grandes para vivir; es necesario proporcionarle bastante ejercicio físico, paseos y juegos, para que se desarrolle y se mantenga sano tanto física como mentalmente.

Destaco principalmente estos aspectos de su carácter y de sus necesidades, porque esto ya nos está limitando bastante en las opciones de razas a elegir. Si es que vivimos en un piso pequeño o no tenemos el tiempo suficiente para dedicárselo a nuestro nuevo amigo, mejor pensemos en otro tipo de perro.

Recordemos que el pastor alemán  fue criado por su funcionalidad, para trabajar y para estar activo. A lo largo de los tiempos han hecho de  perros exploradores, de perros policías, detectando bombas, drogas o salvando personas en tareas de búsqueda y rescate, de perros lazarillo y de perros para rebaños.

El pastor alemán saca lo mejor de sí sólo cuando el amo le presta la suficiente atención y dedicación.  Los pastores alemanes son  absolutamente fieles a su amo, pero la devoción y atención debería ser mutua…

Es destacable también el instinto protector que tienen frente a los extraños. Siempre confiará en el criterio de su dueño cuando entre alguien en casa. Todo y no ser un perro especialmente agresivo, es perfecto como guardián y protector del hogar y la familia.

Tener un perro es realmente todo un desafío, porque sólo educando al cachorro desde el principio se consigue sacar todo el potencial del mismo.

En siguientes artículos profundizaremos en los aspectos físicos del pastor alemán y en temas de salud, porque a grandes rasgos todos conocemos su apariencia y el respeto que inspiran. Son ligeramente alargados y musculosos y su altura es entre 60 y 65 centímetros. Las orejas tienen un tamaño mediano, rectas y mirando hacia delante. Y su color suele ser negro con marcas de color tostado. Eso sí, necesitan cepillados frecuentes pues mudan el pelo durante todo el año.