Hands joined

Luchemos contra la xenofobia y los extremismos

La xenofobia es un término que significa miedo o temor al extranjero o a las cosas que vienen de otro país o región y que puede derivar en violencia y racismo.

Se trata de un problema que está aumentando en los últimos años en Europa, sobre todo a partir de la crisis donde hemos visto como en diferentes países, por ejemplo en Grecia, la gente ha votado a grupos políticos de esta ideología. Pero en otros países europeos muy avanzados, como Francia o Suiza, grandes defensores desde hace décadas de la igualdad social, el incremento de estos grupos se está convirtiendo en un problema.

Los partidos políticos xenófobos pretenden excluir, discriminar o restringir diferentes derechos humanos y libertades fundamentales a grupos que ellos consideran inferiores.

Este problema siempre se acentúa en épocas de crisis económicas, que es lo que sucedió en la Alemania de los años 30. Por ello todos debemos colaborar para que esta situación no se repita nunca, ya que no sabemos si algún día nos podrán discriminar por cualquier “motivo” que un grupo xenófobo considere.

Es fundamental que tanto el gobierno como los ciudadanos promovamos la tolerancia, la diversidad y el respeto de los derechos humanos, combatiendo y condenando la xenofobia. Además los gobernantes deben luchar contra la crisis, ya que problemas tan graves como la alta tasa de desempleo que vivimos en España puede incrementar estas actitudes xenófobas.

Y por último conviene que recordemos siempre este poema de Martin Niemöller:

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada.