Low price stickers set.

Low Cost, ¿una moda?

¿Quién no ha volado con una compañía low Cost?

Bajo coste, un término muy utilizado hoy día para muchas de nuestras compras… Volar en una compañía aérea de bajo coste o decorar nuestro hogar en unos almacenes como Ikea, es una costumbre ya arraigada en nuestro día a día.

Naturalmente, si podemos tener algo que nos gusta y satisface a un mejor precio, no vamos a pasarlo por alto. Es un poco como los meses de rebajas, pero todo el año. Cada vez más viviendas y hasta edificios enteros de oficinas recurren a un diseño y estilismo low cost.

Podríamos decir que en el vestir pasa un poco lo mismo. El grupo Inditex con sus miles de tiendas alrededor del mundo, es sin duda otro buen ejemplo. Poder vestir a la última a un precio asequible para la mayoría de nosotros y además, que de un muy buen resultado económico a estas  grandes compañías, como es sin la menor duda el caso de Inditex, es señal de que se puede hacer, y se puede hacer muy bien. Amancio Ortega es el tercer hombre más rico del mundo.

La palabra realmente está de moda y en auge. Hasta festivales musicales como es el caso del Benidorm Low Cost Festival, que se espera que arrase este verano.

Posiblemente lo que para unos ha sido un sustancioso negocio como el caso Ikea o Inditex, para mucha gente ha sido un alivio. Si al low cost le añadimos el reciclaje y  la imaginación, podemos hacer verdaderas maravillas, como construir una casa con contenedores.

Lo que está claro, es que en medio de la crisis que estamos viviendo, cualquier cosa que nos haga ahorrar sin renunciar a nuestras necesidades, bienvenido sea. Y, si grandes empresas facturan millones gracias a Low Cost, significa que es un beneficio para empresarios y usuarios. Ojalá en todo pudiéramos crear un equilibrio así.