mobile phones

Los teléfonos móviles podrán cargarse con orina

Parece una afirmación digna de las películas de ciencia ficción, pero es totalmente cierta, ya que es posible que, en un futuro muy próximo, la batería de nuestros teléfonos móviles pueda cargarse con orina.

Y es que, aunque todos hemos oído en más de una ocasión que se puede utilizar la orina como fertilizante, las plantas no son las únicas que pueden beneficiarse de los ingredientes presentes en el pipí, sino también los teléfonos móviles, las tablets e, incluso, los ordenadores.

Un dato que ha quedado de manifiesto tras una investigación llevada a cabo por varios científicos ingleses del Laboratorio de Robótica de Bristol, quienes han creado un sofisticado mecanismo para cargar las pilas que, en lugar de utilizar los sistemas tradicionales para desempeñar esta acción, usa la orina humana.

Pero, ¿cómo funciona este novedoso y curioso sistema que permitirá cargar los teléfonos móviles con orina? Pues de un modo bastante sencillo, ya que estas pilas tienen la capacidad de descomponer la materia orgánica para transformarla en energía, lo que hará posible que, en muy poco tiempo, podamos prescindir de la corriente eléctrica cuando necesitemos recargar nuestros dispositivos y terminales móviles.

¿Funcionan bien los teléfonos móviles cargados con orina?

Aunque, como te hemos comentado anteriormente, la orina solo se ha utilizado en el sector de la jardinería para abonar algunas flores y plantas, principalmente, esta sustancia también ha sido usada para darle una dosis extra de vida a las baterías de los teléfonos móviles.

Y, aunque todavía no sabemos si esta nueva forma de utilizar nuestros smartphones tendrá éxito entre el público, de lo que sí estamos seguros es de que esta revolucionaria y llamativa idea ya ha sido probada sobre un teléfono de la marca Samsung. En cuanto al resultado, este fue muy positivo debido a que la orina humana hizo posible que la batería de este terminal fuera cargada hasta permitir realizar llamadas, enviar mensajes de texto y acceder a Internet. Eso sí, el teléfono solo estuvo en funcionamiento durante un total de 30 minutos.

¿Triunfará este extraño mecanismo que carga la batería de nuestros teléfonos móviles con orina humana?