¿Los análisis de sangre previenen los suicidios?

¿Los análisis de sangre previenen los suicidios?

¿Es posible que las intenciones de las personas que desean quitarse la vida puedan verse reflejadas en un análisis de sangre? Aunque parece algo imposible, son varios los científicos que afirman que cabe la posibilidad de que los suicidios puedan prevenirse a través de una prueba tan sencilla como esta.

Sin embargo, es importante destacar que los expertos que se encargan de llevar a cabo estas investigaciones tan solo disponen, a día de hoy, de ciertos indicios que todavía no han sido cien por cien demostrados.

No obstante, sí que es cierto que varios investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, en Indianápolis, han publicado un estudio en la revista Molecular Psychiatry que, pese a encontrarse en su fase preliminar, indica que existen muchas posibilidades de que los suicidios puedan identificarse a través de una analítica sanguínea.

La obtención de biomarcadores

Otros estudios han desvelado que las personas que padecían trastornos de la personalidad tales como bipolaridad o psicosis contaban con biomarcadores que delataban sus patologías.

Y esto es precisamente lo que se ha hecho para encontrar las claves del suicidio en la sangre: buscar biomarcadores que muestren las tendencias suicidas de las personas que quieren quitarse la vida.

Tras realizar estos análisis, los científicos tomaron muestras de personas que se habían suicidado sin utilizar productos químicos para ello y que habían acudido a una sesión con su psiquiatra justo un día antes de morir. Tras analizar las muestras, comprobaron que aparecían un total de cinco posibles biomarcadores, entre los que encontramos el SAT, cuyos niveles eran mucho más altos en las personas que tenían intenciones de suicidarse que en el resto de individuos, lo que podría demostrar que en la sangre se encuentran las claves para prevenir el suicidio.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que todas estas pruebas se han realizado sobre una muestra demasiado pequeña en la que tan solo había varones, por lo que, antes de llegar a una conclusión, se debería ampliar el número de participantes en el estudio y analizarlas también a ellas para averiguar si, realmente, es posible encontrar intenciones suicidas en una muestra sanguínea.