Percent symbol inside yellow lamp.

Las claves de la felicidad

La felicidad, ¿un estado de ánimo o una meta en la vida?

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española,” la felicidad es un estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”. ¿Cómo definir esto?

Supongo que hay que definirlo según la persona y la necesidad de cada uno. La posesión de un bien como nos dice el diccionario puede ser un bien material, social, afectivo, etc…

Posiblemente la base sea estar a gusto con uno mismo y con lo que le rodea. Para alcanzar este bienestar, cada persona necesita unas cosas diferentes. Por lo tanto, quizá para buscar las claves de nuestra felicidad debamos hacer una lista individual de deseos y prioridades.

Debemos decir que el carácter de la persona influye mucho en alcanzar la felicidad. Una persona con un carácter alegre y optimista tiene muchas más posibilidades de ser feliz, de ver lo que comúnmente llamamos el vaso medio lleno.

¿Es la felicidad una quimera? ¿Existe como una meta, o es el camino hacia su búsqueda lo que nos hace ser felices o infelices?

Posiblemente la felicidad sea lo que vivimos mientras la buscamos….

Sea o no sea así, podríamos empezar por hacer de nuestros sueños nuestras metas. Cuando nuestro sueño es material, posiblemente sea más fácil conseguirlo que cuando nuestro sueño o necesidad dependa de otras personas. Cuando nuestro sueño es por ejemplo como ser feliz con nuestra pareja, debemos tener en cuenta que no es una tarea solo nuestra. Cuando dependemos de otras personas para ser feliz, la cosa se complica. Como consejo, podríamos decir que no busquemos en la otra persona solo nuestro bienestar, que seamos conscientes de que esa persona puede tener unas metas diferentes a las que nosotros tenemos.

Como resumen a las claves de la felicidad, yo diría que la primera meta que tenemos que conseguir es la autoestima. Cuando uno se quiere y valora a sí mismo, es más fácil ser feliz, más fácil sentirse bien, y más fácil entender a los demás.

Consigamos que la vida sea un bonito paseo hacia nuestra felicidad, así, si no llega completamente, habremos disfrutado en el intento.