Depositphotos_4609204_xs

La leyenda de San Valentín

Cada año cuando llega el 14 de febrero, los escaparates de las tiendas se llenan de corazones, de regalos y detalles especiales, recordándonos que hemos de festejar el Día de los Enamorados. Y muchos se pasan el día enviando y recibiendo mensajes, emails y hasta ramos de flores. Hasta es posible que alguien aproveche estas fechas para realizar hechizos de amor, puedes encontrar más información sobre esta práctica en blogtarot.com.

Pero ¿de dónde viene esta tradición de celebrar San Valentín, el día del amor, la amistad y el cariño? Realmente se trata de una festividad anglosajona que con el tiempo pasó a Estados Unidos y ya desde allí a gran parte del mundo.

La leyenda más conocida es la que se remonta a la época del Imperio Romano del siglo III, cuando el Cristianismo  era perseguido. El emperador Claudio II prohibió el matrimonio a los soldados, creyendo que los hombres sin ataduras emocionales ni familiares rendían más en el campo de batalla. Entonces un sacerdote cristiano, Valentín, tuvo la osadía de desafiar al emperador y se dedicó a apoyar a los enamorados y a celebrar matrimonios, en secreto.

Por esto lo conocemos como el Patrón de los Enamorados. Pero el emperador se enteró de estas prácticas y después de intentar convencerlo para que abandonara el cristianismo, al no conseguirlo, lo encarceló. Estando en la cárcel, el oficial encargado de su vigilancia, para ridiculizarlo lo retó: este carcelero tenía una hija ciega y lo desafió a que devolviera la vista a su hija.¡ Y Valentín lo hizo! El carcelero y toda su familia, después de este milagro, se convirtieron al cristianismo.

El emperador no dejó libre a Valentín, siguió preso en la cárcel y un 14 de febrero fue ejecutado. Una versión de la leyenda dice que Julia, la joven a la que había devuelto la vista, le mandó una nota de despedida el día antes de su ejecución. De esta narración viene la costumbre de enviar postales de amor, cartas y poemas. Otras versiones hablan de que Julia plantó un almendro de rosadas flores a los pies de la tumba del mártir. Por esto, el almendro pasó a ser considerado como un símbolo de amistad y amor.

Y tal como os comentaba al principio, además de las típicas cosas que se suelen regalar como los escritos y las flores, siempre podrás aprender cómo practicar algún hechizo para atraer el amor con el Tarot.