Lion at Spanish Congress of Deputies in Madrid

La Ley de Seguridad Privada más cerca de ser aprobada

Ayer mismo, martes, pasó por el Congreso de los Diputados de España, una ponencia que pretende convertirse en una nueva Ley de Seguridad Privada. Con el paso dado, que ésta sea aprobada, es una realidad más cercana, y lo cierto es que hay polémica suscitada en torno a este tema.

Para ser más precisos, la propuesta de la que podría acabar surgiendo la nueva Ley de Seguridad Privada, pasó por la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados. En dicha comisión, recibió el visto bueno, aunque no todas las opiniones han sido favorables. Concretamente, CIU, PNV y PP, son quienes han optado por el sí, mientras que ha habido una fuerte oposición por parte de Izquierda Plural y del PSOE.

Siendo mayoría los partidarios del sí, son sólo dos los pasos para que dicha propuesta acabe convertida en Ley. El primero, será pasar por el Congreso de los Diputados en pleno, mientras que el segundo, es pasar por el Senado. No hace falta ser un experto en matemáticas para conocer el resultado. Con una mayoría absoluta del PP, dicha propuesta, saldrá adelante en ambas cámaras.

La polémica está servida, y es que la propuesta, de acabar convertida en Ley, invadiría competencias que, hasta ahora, pertenecían en exclusiva a los cuerpos de seguridad del Estado. Con ella, sería posible que los agentes privados de seguridad exigiesen identificaciones y detuviesen en espacios públicos, amén de la posibilidad de persecuciones en los mismos y el control de los perímetros de las cárceles.

Esto supondría una primera piedra en la privatización de la seguridad en España, algo que tampoco debería sorprender mucho por parte de un gobierno que ya ha demostrado su apuesta por este tipo de soluciones en casos como el de la educación y la sanidad. Si la seguridad acaba siendo privatizada, cabe preguntarse, ¿hasta qué punto va a seguir creciendo la lista de asuntos públicos responsabilidad del Estado que ahora pasan a manos privadas?