Father and son eating in kitchen

La familia monoparental

La familia monoparental es la compuesta por un solo progenitor, sea hombre o mujer, y uno o más hijos. No obstante, aunque el progenitor puede ser hombre o mujer, lo cierto es que el 88,6% de las familias monoparentales españolas están dirigidas por mujeres.

Las cifras de este tipo de familias  van en aumento, debido a los divorcios y a la opción de ser madres o padres solteros. En este tema, también es la mujer la que lleva la delantera con un 90% respecto a los hombres.

Aunque la mujer suele ser más decidida a enfrentarse sola a esta nueva situación, posiblemente porque esté más capacitada o involucrada, lo cierto es que les pasa factura a la hora de conseguir trabajo y tener una estabilidad económica. Si ya desde siempre ha sido más difícil para ellas encontrar trabajo si tenían hijos o estaban en edad de tenerlos, si le añadimos que no tengan pareja que comparta las tareas y cargas  familiares, ya es un lastre difícil de arrastrar.

La situación es realmente grave para muchas de ellas. Divorciarse en esta época y asumir toda la carga familiar puede llevar a estas familias monoparentales a la ruina total. Cada día más desahucios, cada día más paro, cada día menos ayudas y pensiones alimenticias…nos lleva a la desesperación y a no saber qué hacer.

Si decidimos vender nuestra casa, nos encontramos que la vivienda es más barata cada día, y muy probablemente no saquemos para cubrir la hipoteca adquirida, si no podemos venderla ni afrontar la hipoteca, nos la acabarán quitando y con una deuda de por vida. El cónyuge que se tiene que marchar de casa, no lo tiene mucho mejor…pagarse un alquiler, pasar una manutención a los hijos, y mantener su vehículo o cualquier préstamo adquirido anteriormente.

Realmente, no es una panacea ser familia monoparental, es muy difícil y angustioso en la mayoría de los casos. Aún así, las mujeres, se enfrentan al mundo laboral y social con sus hijos debajo de un brazo y millones de problemas debajo del otro. Los hombres, sin generalizar por supuesto, no están tan dispuestos a asumir solos una carga así.

En su favor, debemos decir, que tampoco les han dado mucha elección durante años. Pero es cierto que cada vez más se piden custodias compartidas, la mejor solución sin duda. La custodia compartida libra al hombre de pasar manutención a la mujer, y le da vía directa a la educación y responsabilidad de sus hijos. Una práctica cada vez más demandada y más normalizada en nuestra sociedad.

De cada familia tradicional que se separe, hagamos dos familias monoparentales. Mismos derechos, mismas obligaciones, ¿no es lo justo?