¿Juegan suficiente nuestros hijos?

¡Seguro que estáis pensando que demasiado!, pero seguro también que no es así.

A jugar no me refiero a que esté en el sofá viendo la tele, ni jugando solo con la consola. Al jugar, los niños necesitan hacer algún tipo de esfuerzo físico y sobre todo contacto con otros niños u otras personas.

La mayoría de las veces, se nos hace complicado estar con ellos, prestarles toda la atención y el tiempo que necesitan, pero hemos de buscar el momento para eso. Es muy importante en su educación y formación. Los niños, como mejor aprenden todo es jugando, y nosotros tenemos la obligación de hacer de su aprendizaje nuestra prioridad.

Por supuesto que tenemos el tiempo que tenemos, pero ocupémoslo bien. Es bien cierto el dicho de que es mejor calidad que cantidad, por lo que solo hay que organizarse.

No nos olvidemos del aire libre y amigos. Es sin duda alguna como más va a disfrutar tu hijo, aquí también están aprendiendo valores. El amor por la naturaleza, el respeto, compartir cosas con otros niños, esperar su turno, etc.… Todos estos valores, también tenemos que enseñárselos nosotros, y como hemos dicho antes, jugando es la forma más fácil.

Naturalmente no siempre podemos, y también tenemos que ser conscientes de las nuevas tecnologías, y de que a nuestros hijos les encanta también jugar con las consolas y cualquier aparato electrónico que caiga en sus manos. Ellos han nacido con estas tecnologías, y para ellos es natural. No debemos alarmarnos por eso, pero sí controlarlo. En el mercado existen varias consolas como la Wi, que adaptan perfectamente el concepto familia/tecnología. Si tu hijo es pequeño, puedes optar por juegos como el Disney Universe, o el clásico de los niños atrapados en el parque de atracciones. También tienes infinidad de juegos de deportes para familia, como una partida de bolos, o una bajada por una pista de esquí.

Todo es válido si lo hacemos con ellos. Si les dedicamos un poquito de nuestro tiempo, todo irá mejor y les ayudarás enormemente en su educación, madurez y seguridad en ellos mismos.

Si te decides por informarte sobre juegos para consolas, puedes visitar nuestro blogjuegos.es, pero no olvides controlar el tiempo que los niños pasan solos delante de alguna pantalla.