Dog in Santa hat

El Pincher como mascota

Por si estáis pensando en tener un perro de compañía, os voy a hablar de una raza de perro, que puede que sea poco conocida para vosotros y desde una visión práctica para la convivencia diaria, el Pincher miniatura.

Su estampa aunque es muy parecida, no es una versión pequeña de un Doberman, desciende del Pincher mediano (alemán). Los Pincher están considerados como una de las razas alemanas más antiguas. De pelo corto y liso, de color negro y fuego o marrón y rojo con manchas tostadas en las mejillas y en varias zonas de su cuerpo. Es un perro elegante, robusto y vigoroso, con un peso de entre 3 y 6 Kg. Es un perro que goza de muy buena salud y al ser de pequeño tamaño puede ser muy longevo, puede llegar a vivir hasta 15 años. 

Pincher, significa “mordedor”, nada que ver con su comportamiento habitual. Es un perro alegre, muy cariñoso y juguetón, es un perro muy audaz que pocas veces tiene miedo, extremadamente valiente y capaz de enfrentarse a perros más grandes que él y hasta puede ponerse agresivo si se trata de defender a su amo.

Muy paciente y dócil con los niños de la casa y muy adecuado para compañía de personas mayores, un excelente perro de familia. Tiene mucho temperamento, es vivaz, con mucha seguridad en sí mismo y muy fiel a su amo, pero desconfiado con los desconocidos. Siempre atento nos avisará con su ladrido de la presencia de extraños. Un buen guardián del hogar, pero por su tamaño más que un perro guardián va a ser un perro de alerta.

Al principio, no bajéis la guardia, ni seáis permisivos con él. Que no os engañe su tamaño, es una raza dominante y deberemos educarlo, si no queremos tener un perro ladrador, agresivo y desagradable con las visitas. Precisaremos de un poco de  paciencia, al ser muy inteligente aprenderá muy rápido, aunque si nos despistamos, intentará recuperar territorio.

Muy adecuado para viviendas pequeñas, aunque necesita ejercicio a menudo por su gran vitalidad. Solo con un cepillado de vez en cuando se mantendrá en óptimas condiciones, y al ser de pelaje corto apenas deja  pelo por la casa cuando muda.

Podría hablaros páginas enteras de las cualidades y ventajas del Pincher, como podéis observar, tengo adoración por esta raza. Este escrito es un pequeño homenaje a mi perrita “Chesca”, una Pincher miniatura, que hace dos años me dejó, después de una longeva vida de casi 20 años a mi lado. Entre las dos había un vínculo muy especial, puedo decir que casi humano, fue una magnifica compañera que me dio alegría en mis momentos de tristeza, nunca me falló y jamás me defraudó. ¿Se puede pedir más de una relación?