El iPhone 5S ya es una realidad

El iPhone 5S ya es una realidad

El teléfono móvil más esperado del año ya ha llegado a nuestras vidas y a nuestros mercados. Se trata del iPhone 5S, un terminal con novedosas prestaciones que se ha convertido en uno de los smartphones más deseados por los amantes de la tecnología del mundo entero.

En cuanto a las características del nuevo iPhone 5S, cabe destacar que nos encontramos ante un teléfono móvil que ha combinado algunos de los elementos que ya formaban parte de otros smartphones con las últimas novedades en electrónica para darle vida a un terminal sofisticado, práctico y moderno. ¿Correrá la misma suerte que el iPhone 5, el smartphone más vendido del mundo? Aún tendremos que esperar un tiempo para averiguarlo.

Una pantalla de 4 pulgadas

Aunque el iPhone 5S cuenta con multitud de nuevas prestaciones, la pantalla continúa teniendo, al igual que la del iPhone 5, un total de 4 pulgadas y una resolución de 1.136×640 píxeles.

Otro de los aspectos que tampoco ha cambiado con respecto a los terminales de Apple anteriores ha sido el diseño, muy similar al del resto de teléfonos móviles de la marca. Eso sí, en esta ocasión podremos hacernos con un iPhone 5S en color dorado, algo que, hasta la fecha, no era posible.

Un mejor rendimiento

Si nos centramos en cuáles son las novedades que nos ha traído el nuevo iPhone 5S, encontramos un chip A7 de 64 bits que le proporciona un mejor rendimiento y unos gráficos de gran calidad.

Una batería más duradera

El hecho de tener que cargar el teléfono móvil cada dos por tres es un aspecto que trae por el camino de la amargura a muchas personas. Es por ello que los creadores del iPhone 5S han decidido mejorar la batería del dispositivo, lo que les ha llevado a darle vida  a un terminal que cuenta con 250 horas de batería en modo standby, ocho horas de navegación Web con 3G y diez horas de vídeo.

Un lector biométrico

El único botón central que caracteriza al iPhone también se ha modificado para introducir, en este nuevo iPhone 5S, un botón de inicio biométrico que es capaz de leer las huellas dactilares y que, al estar recubierto de zafiro, posee una gran resistencia.