New technologies

Educar para un buen uso de las nuevas tecnologías

Actualmente tanto niños como adultos vivimos rodeados de nuevas tecnologías que nos facilitan la vida en muchos aspectos. Sin embargo, internet, las redes sociales y los móviles inteligentes pueden causar adicción y otras consecuencias negativas.

Las nuevas tecnologías nos permiten acceder a muchísima información, pero ésta no siempre es buena, veraz o adecuada.

Los niños son los más débiles y quienes mayores posibilidades tienen de sufrir efectos indeseables, como  por ejemplo, aislamiento social, falta de esfuerzo, egoísmo, impaciencia, irritabilidad y ansiedad.

Por ello tenemos que dar ejemplo a los más jóvenes para que hagan un uso correcto de estas herramientas, y es que las nuevas tecnologías no son buenas ni malas, sino que depende del uso que hagamos de ellas.

Tenemos que controlar a los niños y adolescentes cuando naveguen por internet para asegurarnos de que el contenido es adecuado a su edad. Además es importante que no pasen demasiado tiempo conectados, por lo que limitaremos su uso en lo posible y les propondremos otros planes, sobre todo al aire libre, como montar en bici, ir al parque, quedar con sus amigos, jugar a juegos de mesa, leer cuentos, dibujar, etc. De este modo pueden estar en contacto con otras personas al tiempo que mejoran su desarrollo motriz e intelectual.

El hecho de realizar otras actividades reduce además el sedentarismo y por tanto la obesidad infantil, un problema muy presente en España. Lo mismo sucede con la televisión, ya que un exceso de horas frente a la pantalla sólo tiene efectos negativos. Por ello es necesario limitar el número de horas, como máximo dos al día.

Y por último debemos dar ejemplo, ya que los niños son grandes imitadores. Aprendamos a estar en familia o con amigos, dejando el móvil e internet apagados, y disfrutando de una buena charla, un paseo o una comida sin que nada nos interrumpa.