Black Friday

¿Cuál es el origen del Black Friday?

Ha llegado a nosotros despacito, sin montar ruido, aunque lo cierto es que este año ya hemos podido notar un revuelo considerable. El Black Friday es otra de las tradiciones estadounidenses que se han traspasado a otros países, y en España no podíamos ser menos. ¿Sabéis cuál es su origen?

El Black Friday viene justo después del Día de Acción de Gracias, o Thanksgiving Day si somos puristas. Es realmente curioso y paradójico que después de una festividad dedicada a recordar la frugalidad de los primeros colonos, y a dar gracias por la familia, los amigos y los bienes inmateriales, venga un día exclusivamente destinado a la vorágine consumista… El término se originó, según dicen, en 1961, cuando tuvieron lugar aglomeraciones, masificaciones y tumultos contenidos a duras penas por la policía en Philadelphia a causa de la gente que quería entrar en las tiendas a aprovechar las rebajas. En aquel entonces no era algo tan extendido como hoy en día, pero poco a poco el término se fue generalizando, más y más comercios se sumaron a la iniciativa… y a partir de los noventa se convirtió en una cita obligada para los compradores en todo Estados Unidos.

El Cyber Monday, un añadido moderno

En España y otros países son muchas las tiendas físicas que nos ofrecen rebajas con el reclamo del Black Friday, y las aglomeraciones empiezan a ser muy similares. Sin embargo, quienes no quieran salir de casa tienen la oportunidad de aprovecharlas el lunes siguiente, en un evento que se ha denominado Cyber Monday y que es una réplica de aquél pero exclusivamente pensado para tiendas y comercios online. Muchas tiendas, de hecho, extienden las rebajas desde el viernes hasta el mismo lunes, aprovechando así ambos. Y el seguimiento, qué duda cabe, es igual de entusiasta. Por difíciles que sean los tiempos que vivimos, el reclamo comercial y los descuentos excepcionales no entienden de crisis.