baby

Consejos para madres primerizas.

Mi mejor consejo para vosotras es que no hagáis caso a los consejos.

Yo siempre digo que ser madre es lo mejor y lo peor que te puede pasar en la vida. Parece una incongruencia, y posiblemente lo sea, pero es como yo definiría la maternidad.

Tener un bebé cambia tu vida desde el momento que tu test de embarazo da positivo. En ese mismo momento, y sin saber por qué todavía, tu mundo cambia. Tu persona pasa a un segundo plano, y posicionas en un primer plano a esa nueva personita, que a partir de ese momento va a ser tu prioridad para el resto de tu vida. Sin vuelta atrás, y sobre todo sin manual de instrucciones.

Tu cuerpo empieza su función de albergar a tu pequeño ser, y ya eso es imparable. Tus cambios de humor, de estado y preocupación, son normales. Son los síntomas del embarazo. Todo ese cóctel de elementos y cambios ya te están preparando para lo que te viene. Y lo que te viene es un maravilloso bebe por el que te vas a desvivir 24 horas al día.

A las que sois mamas por primera vez, yo solo os diría que paciencia. Que no vienen con libro de instrucciones, pero ellos tampoco tienen experiencia con otra madre, por lo tanto, estáis empatados.

Cariño, paciencia y un poco de ayuda es todo lo que se necesita. Todas las piezas irán encajando, y a medida que van pasando los días y los meses te vas a sentir más segura y con menos miedos. No son de porcelana, solo son bebés.

Como os he dicho antes, mi consejo es que no hagáis caso ciego a los consejos de las abuelas y las amigas que ya lo han pasado. Por supuesto que debéis escucharlas, a veces viene bien aunque sea solo para nuestra autoestima, y otras veces dan consejos muy sabios, pero debéis coger las riendas de vuestro bebé y filtrar muy bien los consejos y poner en práctica solo los que realmente os convenzan.

Pensad que todo pasa, y cuando menos cuenta os deis vuestro bebé estará corriendo como un torbellino por toda la casa, y querrá ser todo lo autónomo e independiente que su edad le permita.

Lo mejor es intentar tomar las cosas con calma. Tened claro que pasareis noches sin dormir, tendréis sustos con sus primeros catarros y va a costar un poquito marcarles la rutina de dormir, comer…etc. Pero tened claro también, que esto pasa muy rápido y que vuestro malestar desaparecerá  con la sonrisa de vuestro bebé.

Por supuesto pensad que todos nos equivocamos, es lo normal. No hay madre perfecta igual que no hay ser humano perfecto. Querer a vuestro bebe y cuidarlo con cariño es todo lo que necesitáis, lo demás llegará solo.

Si quieres información sobre los cambios de tu cuerpo o sobre el maravilloso mundo de los peques, puedes visitar nuestro blogpeques.com.