Depositphotos_7224182_l

Cómo prevenir el dolor de espalda frente al ordenador

Las personas que pasan muchas horas trabajando frente al ordenador suelen sufrir dolor de espalda, aunque se pueden seguir unas normas de  higiene postural para evitar este problema.

Uno de los factores que más influyen en el dolor de espalda es la postura, ya que estar sentado produce una carga en el disco intervertebral que está protegido por la musculatura, por eso es importante que ésta sea fuerte.  

Es importante pues que practiquemos ejercicio para mantener una buena musculatura y evitar contracturas que se hagan crónicas y limiten nuestras capacidades. Por ello podemos hacer ejercicios sencillos como dar paseos, utilizar las escaleras en vez del ascensor o nadar.

Tenemos que intentar trabajar preferiblemente con luz natural, evitando los reflejos en la pantalla.

La silla es un elemento muy importante para prevenir el dolor de espalda. Por ello debe asegurarnos una posición correcta, sujetar las lumbares, tener un respaldo alto que cubra toda la espalda y ser estable. En el caso de que la altura fuese superior a la longitud de las piernas tenemos que utilizar un reposapiés con altura e inclinación regulable.

Cuando estemos sentados debemos evitar los giros parciales, ya que lo adecuado es girar todo el cuerpo a la vez.

Si pasamos muchas horas trabajando con el ordenador debemos hacer al menos una pausa cada 50 minutos y dar un paseo.

En el caso del ordenador, es fundamental que la pantalla pueda inclinarse y orientarse, situándose a unos 45 centímetros de distancia y frente a los ojos y a la altura de los mismos.

Por su parte, el teclado debe permanecer bajo para no tener que levantar los hombros y siempre debemos apoyar los antebrazos en la mesa. En todo caso, la elevación del teclado sobre la mesa nunca debe superar los 25º.

Las muñecas y los antebrazos deben estar rectos y alineados con el teclado, con el codo flexionado a 90º. Una buena opción es adquirir un buen reposa manos para disminuir la tensión estática.