Outdoor swimming pool with blue water near the garden.

Cómo cuidar el jardín en verano

Llega el buen tiempo, el calor, las altas temperaturas y los nuevos cuidados para el jardín, un espacio que debe adaptarse al clima y al contexto no solo en lo que a decoración se refiere, sino también en los cuidados que debemos proporcionarle a este escenario repleto de vida y alegría.

Es por ello que, con el fin de que puedas tener el jardín estupendo y perfectamente cuidado durante los meses de estío, hoy vamos a darte algunos consejos para que puedas cumplir este objetivo y disfrutar al máximo de él en una de las épocas más hermosas y alegres del año.

El riego

Para que los potentes rayos del sol no evaporen el agua con la que regarás tus plantas y flores, será fundamental que realices esta operación a las horas más frescas del día, es decir, a primera hora de la mañana o durante la noche para que el jardín pueda nutrirse al máximo y recibir toda el agua que necesita para estar sano.

El abono

El verano es la estación del año ideal para hacer crecer las plantas y llevar a cabo las labores de jardinería, ya que, si las abonas con frecuencia durante estos meses, conseguirás que crezcan mucho más rápido y que florezcan enseguida, lo que te permitirá darle un toque llamativo y de mucho color a esta zona de la casa.

Los insectos

Conocer algunos consejos para controlar las plagas de insectos es fundamental en verano, ya que los bichos están especialmente activos durante esta calurosa estación. Para evitar que estropeen las plantas y tener el jardín resplandeciente y bien cuidado en todo momento, deberás aplicar los insecticidas adecuados a las horas del día en las que menos apriete el calor, ya que, de lo contrario, el sol en combinación con estos productos químicos podría quemar las hojas de las plantas.