Depositphotos_41422621_original

Cómo comprar de forma segura por internet

Cada vez adquirimos más productos y servicios a través de internet, aunque debemos seguir unos consejos para evitar problemas a la hora de pagar.

Es aconsejable que nunca compremos desde un lugar o un dispositivo que no sea seguro, por ello lo mejor es evitar hacer compras desde un bar, un hotel o la casa de otra persona. En nuestro hogar, a la hora de comprar por internet, debemos disponer de un buen antivirus y mantener siempre el firewall activado.

Es muy importante que la web donde hagamos la compra sea de total confianza y la auténtica, es decir, en la página debe figurar el nombre, el domicilio y el NIF. Ante la duda mejor no comprar. Podemos hacer una búsqueda para comprobar el grado de satisfacción de otros compradores y asegurarnos de que la web es segura.

Una prueba de que la web es de confianza son los sellos de compra segura en Internet, los cuales aparecen al final de la página principal o en la página de pago. Entre los más conocidos destacan VeriSign Secured, TRUSTe, Euro-Label Spain, Visa o Confianza Online.

Otro aspecto a tener en cuenta es ver la barra de dirección del navegador, ya que si comienza por https: quiere decir que es un sitio seguro y que los datos se encuentran encriptados. Asimismo debe incluir la imagen de un candado en la barra de direcciones.

Cuando el comercio cuenta con un TPV virtual seguro, la entidad emisora de la tarjeta solicitará de forma online una clave para validar que eres el titular.

En todo caso no debemos fiarnos de las empresas que nos piden nuestro número de tarjeta por email o por teléfono. Tampoco debemos facilitar nuestro PIN por internet, pero sí pueden pedirnos el número de seguridad (CVV) que aparece en la parte trasera de la tarjeta.

Una buena opción es pedir en el banco una tarjeta de crédito específica para realizar las compras por internet, ya que nos permite limitar la cantidad disponible y así ganar en seguridad.