Cheerful woman eating homemade sandwich living room

Comer en el sofá es bueno para la salud

Cuando era pequeña, mi madre siempre me obligaba a sentarme en una silla frente a la mesa sin levantarme hasta que no me acababa la comida, una práctica que la mayoría de nosotros llevamos a cabo durante al edad adulta tanto al mediodía como a la hora de cenar, aunque, según parece, comer en el sofá es más beneficioso para nuestra salud que hacerlo del modo más tradicional.

Así lo han afirmado varios expertos en medicina, quienes aseguran que comer en el sofá es beneficioso para el ser humano debido a que esta acción nos permite ingerir alimentos en una posición relajada, sin tensiones y sin estrés que, además, nos brinda la posibilidad de comer más despacio y de disfrutar al máximo de las comidas y cenas.

Es por ello que comer en el sofá te ayudará a mejorar tu digestión y, por tanto, tu salud tanto si te preparas un bocadillo en unos pocos minutos como si estás haciendo una dieta para bajar un kilo en un día, especialmente si combinas esta sencilla acción con el visionado de un programa o serie que te relaje todavía más.

Eso sí, si te apuntas a esta saludable iniciativa y te animas a comer en el sofá deberás tener muy en cuenta la postura que adoptes, ya que será muy importante que mantengas la espalda erguida y que no te encorves si no quieres conseguir el efecto contrario y sufrir una indigestión.

Como ves, comer en el sofá es una práctica de lo más sencilla que podrás llevar a cabo varias veces a la semana y que te permitirá mejorar tu salud y gozar de una gran belleza al eliminar el estrés de tu vida y disfrutar al máximo de tus comidas y cenas, unos instantes que deberían ser de lo más relajantes para todos nosotros.