Carsharing- compartir coche para ahorrar dinero

Carsharing: compartir coche para ahorrar dinero

Ahorrar dinero se ha convertido en algo vital durante los últimos años. De hecho, la crisis económica que estamos viviendo ha provocado que nos veamos obligados a recortar gastos e, incluso, a compartir coche.

Es por ello que, recientemente, ha aparecido en nuestras vidas una nueva tendencia conocida como carsharing, la cual se basa en la idea de compartir coche con otras personas para ahorrar dinero y reducir las emisiones de CO2 de los automóviles a la atmósfera, algo que tampoco viene mal si tenemos en cuenta la mala salud del planeta Tierra.

En este sentido, es importante destacar que compartir coche puede hacer se reduzca hasta 20 veces la emisión de estos perjudiciales gases que desprenden los vehículos.

¿Cómo funciona el carsharing?

Hoy en día, existen muchas empresas que nos ofrecen todo lo que necesitamos para que compartir coche se convierta en una tarea sencilla y económica. Y, aunque no todas las entidades funcionan del mismo modo, la clave del carsharing reside en alquilar un automóvil durante unas horas, conducirlo y, al final del día, dejarlo en la misma plaza de aparcamiento en la que lo hemos encontrado para que otra persona pueda utilizarlo.

¿Para quién está indicado el carsharing?

Aunque todo el mundo puede beneficiarse de las bondades del carsharing, esta práctica suele estar indicada para las personas que, por motivos diversos, no necesitan utilizar un vehículo todos los días, sino en ocasiones esporádicas, ya que, de este modo, se ahorran el gasto que supone comprar un coche, ponerle gasolina, pagar los impuestos de circulación y someterlo a las revisiones que todo vehículo debe pasar cada cierto tiempo, así como arreglarlo cuando se estropea.

Es así como el carsharing se ha convertido en una novedosa forma de ahorrar dinero y de reducir la contaminación del planeta que ya ha revolucionado a buena parte del mundo y que, poco a poco, se va implantando en las vidas de multitud de personas.