Bad day

Apártate de la gente tóxica

Todos conocemos personas que nos hacen sentir incómodos, ya que aunque pueda parecer que son nuestros amigos en el fondo sólo buscan reducir nuestra autoestima para sentirse mejor.

En estos casos la persona tóxica se dedica a criticarnos y a exagerar nuestros posibles “errores”. Por el contrario nunca nos dice algo positivo o nos valora.

Sabremos detectar a este tipo de personas cuando sintamos una energía negativa en su presencia. Lo mejor es ser consciente de que esa determinada persona nos está perjudicando, incluso a nivel mental y físico, ya que podemos sufrir migrañas, problemas digestivos, ansiedad y estados depresivos.

Una vez que sepamos que esa persona es tóxica lo mejor es alejarnos de ella, ya que es muy difícil que alguien cambie. Aunque la gente tóxica nos parezca fuerte en el fondo son personas con problemas de envidia, resentimiento, inseguridad y falta de empatía. De hecho suelen ser agresivos, muy críticos con los demás y mantienen una actitud constante de enfado.

Asimismo pueden ser personas egoístas que se quejan en exceso sin motivos suficientes y acaparan todo nuestro tiempo sin oírnos a nosotros. En este caso debemos comentarle que actúe y deje de lamentarse.

Cuando la situación nos afecta a nuestra vida lo mejor es alejarnos de esas personas, pero si no queda más remedio porque forman parte del ámbito laboral o de la familia entonces tendremos que hacerles frente. Por ello conviene mantener nuestra autoestima bien alta ignorando sus comentarios y sabiendo que se comporta así porque él o ella tienen un problema, no nosotros.

También es importante que nos sintamos apoyados por personas que realmente merezcan la pena, como un buen amigo que nos oye y nos valora, haciéndonos sentir siempre bien en su presencia.

Nunca debemos aislarnos porque si no la persona tóxica se aprovechará de esa situación, incluso la propiciará para que seamos dependientes.

Y sobre todo jamás debemos permitir que alguien nos maltrate psíquica o físicamente, ya que la falta de respeto no tiene justificación posible.